Carrito  

(vacío)

Newsletter

Rueda de la Vida

Rueda de la existencia ilusoria

Más detalles


64,90 € IVA incluído

 

El ciclo de la existencia ilusoria (comúnmente llamado "Rueda de la Vida") es una imagen clásica del Budismo tibetano: un demonio colmilludo llamado Mara, que representa la insatisfacción y el sufrimiento, delimita a la rueda con sus garras.

 

El ciclo de la existencia ilusoria (comúnmente llamado "Rueda de la Vida") es una imagen
clásica del Budismo tibetano: un demonio colmilludo llamado Mara, que representa
la insatisfacción y el sufrimiento, delimita a la rueda con sus garras.
En el centro, tres animales entrelazados (un toro, un gallo y una serpiente) representan
la mentira, la avaricia y el odio, los mundos de sufrimiento o SAMSARAS.
En torno a ellos hay unos seres en evolución espiritual: una fina línea dorada los conducirá
a los reinos de los Budas.
Girando alrededor de la rueda aparecen (desde abajo a la izquierda):
1. El reino de los animales
2. El reino de los semidioses
3. El paraíso de los dioses en la parte superior
4. El reino de los fantasmas hambrientos o Pretas
5. El reino humano del placer y del dolor
6. En la parte inferior hay seres perdidos que caen a los avernos infernales consumidos por
incendios violentos, mientras que otros escuchan las palabras de un lama que intenta atraerlos
hacia arriba.
Curiosamente, en todos los reinos hay un Buda entre nubes -lo que significa que cada situación
de la vida, por horrible que sea, ofrece la oportunidad de liberarnos del sufrimiento- que
indica el camino hacia arriba, a la salida: en la esquina superior derecha hay un buda dorado
que a su vez nos remite al Buda Shakyamuni, sentado a la izquierdaEl ciclo de la existencia ilusoria (comúnmente llamado "Rueda de la Vida") es una imagen clásica del Budismo tibetano: un demonio colmilludo llamado Mara, que representa la insatisfacción y el sufrimiento, delimita a la rueda con sus garras.

En el centro, tres animales entrelazados (un toro, un gallo y una serpiente) representan la mentira, la avaricia y el odio, los mundos de sufrimiento o SAMSARAS.

En torno a ellos hay unos seres en evolución espiritual: una fina línea dorada los conducirá a los reinos de los Budas.

Girando alrededor de la rueda aparecen (desde abajo a la izquierda):

1. El reino de los animales

2. El reino de los semidioses

3. El paraíso de los dioses en la parte superior

4. El reino de los fantasmas hambrientos o Pretas

5. El reino humano del placer y del dolor

6. En la parte inferior hay seres perdidos que caen a los avernos infernales consumidos por incendios violentos, mientras que otros escuchan las palabras de un lama que intenta atraerlos hacia arriba.

Curiosamente, en todos los reinos hay un Buda entre nubes -lo que significa que cada situación de la vida, por horrible que sea, ofrece la oportunidad de liberarnos del sufrimiento- que indica el camino hacia arriba, a la salida: en la esquina superior derecha hay un buda dorado que a su vez nos remite al Buda Shakyamuni, sentado a la izquierda.